14 enero 2008

A la calle por REIRSE

Aunque quizás seria mas adecuado decir descojonarse de risa. Dicho así, un despido puede parecer una consecuencia desproporcionada a unas risas en horario de trabajo. Pero si añadimos que el trabajo es el de presentador, que el programa es de máxima audiencia y que ese día el tema son los ERRORES MÉDICOS la cosa cambia. Mirad el mismo y juzgad vosotros mismos.



Lo mejor es cuando habla el del público y la cara que tiene el presentador al final del video.

1 comentario:

Guiyex dijo...

Que pechá de reír me he pegado viéndolo! no se si será un montaje, pero es buenísimo. Yo me he visto en mas de una de esas, que te da un ataque de risa cuando no deberías reírte, y se pasa muy mal.