06 octubre 2007

Can´t touch this



Yo me pongo delante de mi madre a bailar por Mc Hammer y mi madre flipa en colores y es posible hasta que saltara a bailar conmigo.

Por el contrario mirar la madre de este Chino, Jamones, oriental vamos, no le hace ni puto el caso al niño. Es un alarde de concentración. Ahí dándole al ganchillo, jajajajja. Y eso que el niño se lo curra. Se sabe la coreografia entera, pero nada.

1 comentario:

Guiyex dijo...

La de veces que ha tenido que hacer el baile el chaval para que le salga así de bien, y sobre todo para que la madre ni se inmute. Muy bueno!