14 octubre 2007

En un futuro no muy lejano...

El U-Tsu-Shi-O-Mi es un sistema que combina la realidad virtual con un humanoide que interactua con el usuario.


Supongamos que combinamos esta tecnología con el Motion Protrait, podríamos ponerle al humaniode la cara que quisiéramos. Imagina que utilizas la foto de un ser querido ya fallecido, o una ex-novia a la que echas de menos... El resultado es la inmersión total de un elemento virtual en el mundo real, lo que te permitiría tener delante a la persona que quisieras para abrazarla, o para insultarla, o para lo que te apetezca, y sólo necesitarías tener su foto. Los más rápidos ya habrán pensado en las aplicaciones erótico-festivas que puede tener esta tecnología combinada por ejemplo con las 800 japonesas en bikini... y mejorando el aspecto exterior del humanoide.



Ahora supongamos que el humanoide tuviera una cámara en la cabeza para transmitir lo que ve, y que sus movimientos siguieran la voluntad de una persona que estuviera al otro lado del planeta conectada a un casco que registre sus ondas cerebrales. Supongamos que le colocamos el casco y unas gafas de realidad virtual a una persona tetrapléjica postrada en una cama, y le damos la oportunidad de moverse por second life usando sólo su pensamiento. Supón que en second life esta persona encuentra un "portal" que lo conecta con el humaniode... Esta persona estaría pasando del plano real (su cama) al plano virtual... para seguidamente pasar a controlar un humanoide que está emplazado en el mundo real, quizás en otro país, para ver y tocar, y ser visto y tocado por otra persona, quizás un pariente... o quizás una japonesa en bikini.



(Elucubración inspirada en información encontrada en Pink Tentacle)

3 comentarios:

Roberto dijo...

Pone los pelos de punta. Este invento acabara con el matrimonio y las relaciones de pareja.

Os imaginais... un aparato de estos en casa, jajajajaj.

Que pillo eres Demonio. Por cierto incluye uno mas al pedido y asi aprovechamos los portes. ;-)

Guiyex dijo...

Pues si que pone los bellos de punta, entran escalofrios nada mas pensarlo. La tecnología apunta a relacionarnos cada vez menos, salir menos de casa, los dedos mas desarrollados y el culo mas gordo...

Tealdog dijo...

Por el momento, preferiría tener en mi cama a un par de esas japonesas en bikini...pero de verdad, nada de virtualmente :)
A ver si alguna japonesa que quiera aprender español nos lee y se pone en contacto con nosotros..y que no olvide el bikini!!